jueves, 29 de septiembre de 2016

TERRITORIOS OCUPADOS

Ayer nos quedamos con la llegada de las calzadas al territorio y la colocación de la rama encima de la plataforma plana del nido como una forma de señalizar la ocupación de éste. También hablamos de la fidelidad de los individuos de la pareja a su territorio.

La migración prenupcial es una migración más lenta que la otoñal en la calzada como se demuestra en el artículo de Mellone et al. (2015). De esta forma, las calzadas llegarían a sus territorios en mejores condiciones para defenderlo y para gastar menos tiempo en alcanzar un estado óptimo corporal antes de la puesta.

Fotografía: Stephen Daly©
Nada más llegar las calzadas a nuestras latitudes van directamente a sus territorios. De mis observaciones, son los machos los que llegan primero a dichos territorios. Ya hemos comentado, que en esos primeros días son bastante discretas. No comienzan todavía ni los vuelos territoriales ni los vuelos nupciales. Esperan la llegada de la hembra y tienen como objetivo recuperarse del viaje, establecer la unión de ambos, revisar el hábitat de su territorio, ocupar su nido... 

El Águila Calzada es una especie que se caracteriza por emitir sonidos con elevada frecuencia, sobre todo en el periodo de prepuesta. Fuera de la época reproductora generalmente es una especie silenciosa (Brown et al., 1982). Cuando visitamos los territorios que conocemos durante años donde han criado las calzadas a finales de marzo y principios de abril, oímos el grito o canto de contacto entre la pareja “bi-bi”, silábico, con la primera sílaba de tono algo más alto que la segunda. Como valor presencial, las Calzadas también podrían utilizar el “kli-kli-kli…”, de tres o cuatro sílabas de igual entonación. 


Es una especie que tiene por lo general un sólo nido en su territorio. Es una buena constructura de nidos; son grandes y espaciosos. A veces puede utilizar nidos de Azores Comunes (Accipiter gentilis) y de Busardo Ratonero (Buteo buteo) pero prefiere los construidos por ella que podrá utilizar año tras año. En el Tiétar y Gredos la gran mayoría de los nidos que controlo están ubicados en Pino Resinero (Pinus pinaster). Hay algún caso que han seleccionado un Pino Laricio (Pinus nigra), Encina (Quercus ilex) o Alcornoque (Quercus suber). En la zona de La Moraña (norte de Ávila) todos en pino resinero. 

Existe una correlación significativa entre la probabilidad de ocupación del nido del año anterior y la distancia a la pareja reproductora más cercana de calzada, azor común o busardo ratonero (Pagán et al., 2004). La ocupación de territorios se relaciona con el éxito reproductivo previo. Otras variables que también condicionan la probabilidad de ocupación son la distancia al nido más cercano, posición del nido en la pendiente de los valles y la distancia al fragmento forestal más cercano (Martínez et al., 2006b). Es muy importante, y así se recomienda a la Junta de Castilla y León, evitar la alteración del hábitat del territorio de la calzada como indicamos en el artículo publicado en Ardeola sobre la Gestión Forestal. La eliminación de sotobosque en los alrededores del territorio, entresacas, resineo del árbol del nido... deben evitarse en un perímetro de seguridad. Cualquier alteración de ese entorno conllevará el abandono del territorio y el traslado o reubicación de la pareja.

La probabilidad de reocupación del territorio depende del éxito reproductivo durante el año anterior, siendo 0,73 en caso positivo y 0,41 en caso de fracaso reproductivo (Jiménez-Franco et al., 2013).

El patrón de asentamiento territorial, según un estudio realizado en Murcia a lo largo de 15 años, muestra que la tasa de reocupación (74,1%) y el establecimiento en territorios antiguos (23,3%) son mayores que la tasa de creación de nuevos territorios, (2,52%). Cuando las parejas se establecen en territorios antiguos, hay un patrón más bajo de construcción de nidos (10%) que de uso de nidos viejos (89.97%). La tasa de construcción de nidos es menor en casos de reocupación que en nuevos asentamientos en territorios antiguos. El éxito reproductivo no aumenta con la reutilización de nidos aunque es mayor en parejas nuevas cuando construyen nidos nuevos que cuando reutilizan nidos viejos (Jiménez-Franco et al., 2014).

El águila calzada tiene en Murcia una tasa media de construcción de 0,13 nuevos nidos por año (Jiménez-Franco et al., 2014b). La probabilidad de reutilización de nidos en Murcia es mayor en águila calzada que en ratonero y azor. De media, un nido es utilizado por águila calzada 3,32 años. El 17,8% de los nidos son utilizados alternativamente en otros años por otras especies. De ellos, el 14,7% son utilizados por calzada y por ratonero común y el 1,9% por calzada y azor (Jiménez-Franco et al., 2014b). En el Valle del Tiétar conocemos nidos que se siguen utilizando año tras año durante décadas. En África meridional se tienen citas de nidos utilizados durante 28 años (Hockey, 2005).

Importante proporcionarles tranquilidad a las parejas en sus territorios para que descansen y comiencen a arreglar sus nidos. También dejar un perímetro de seguridad donde la gestión forestal, actividades recreativas... se regulen y se controlen. Hay que evitar las molestias en estos momentos sobre todo en época de mal tiempo, con lluvia y viento, ya que a veces les cuesta a las calzadas salir volando por dentro del pinar mojadas cuando deben estar tranquilas.

No hay comentarios: