viernes, 19 de julio de 2019

Apadrinados!!!

Qué buena noticia tenemos hoy!!! Aquí os pongo a los dos primeros pollos de calzada adoptados... Los ha adoptado Pilar Pequeño Gutierrez, ex alumna y amiga mía. Muchas gracias Pilar. Son dos machos de calzada, morfo oscuro el mayor y morfo claro el pequeño. Los nombre me encantan: trueno para el pollo mayor oscuro; rayo para el pollo pequeño claro. Llevan anilla metálica en el tarso izquierdo y marcas de patagio. A partir de ahora, Pilar recibirá más fotos, historia de los pollos, cómo son sus padres, cuando nacieron, localidad de nacimiento, edad... Esperemos que esto sea el principio de más apadrinamientos. Este año podremos anillar y marcar en mi zona de estudio unos 14 pollos. Ya nos quedan menos. Animaros que merece la pena!!!


Caída del nido

FOTOGRAFÍA.- Ignacio S. García Dios
Pollo pequeño muerto por
caída del nido al intentar huir de su
hermano mayor
No todo son buenas noticias en la vida de las calzadas. Ya os he comentado en muchas ocasiones, que el fratricidio facultativo es muy frecuente en determinadas poblaciones de calzadas; en especial, poblaciones con altas densidades, paisaje muy homogéneo, etc. En la zona que yo controlo, con 27 parejas controladas en una superficie de 2524,93 hectáreas, una muy alta densidad de calzadas, el fratricidio se da con regularidad. Este año, con retraso en la época de llegada, primavera muy seca, olas de calor muy continuas y largas... ha habido bastantes casos de reducción de nidada. Aquí os pongo el caso de la pareja de Aldeamayor de San Martín nº 20, hembra intermedia llamada ATREVIDA, macho claro llamado BIRD. Atrevida porque superó a Diana, su vecina, y se colocó mucho más cerca de una pareja de Búhos Reales con tres jóvenes. Aún así, ha criado, lo está haciendo con éxito. Puso dos huevos (primera semana de mayo), eclosionaron los dos el 12/06/19 y el 15/06/19. Los estuve observando desde el hide el 15/06/19. Por desgracia, el pequeño fruto de las agresiones de su hermano mayor, no sobrevivió y terminó cayendo abajo del nido. Es frecuente que para huir de las agresiones, los pequeños corran hacia el borde de los nidos, lo que a veces provoca la caída de estos pequeños. Una caída a esa altura, sin matorral que amortigüe, ocasione la muerte del pollo ya que impacta con el vientre. Hoy he recogido los restos del pequeño debajo del nido. Por lo menos, el mayor es una hembra preciosa. Ya os subiré fotos de ella.