miércoles, 4 de septiembre de 2019

Área durante el primer mes

El porqué de marcar con marcas alares, la observación desde hides y observatorios despejados, equipar con emisores... a las rapaces, es para obtener valiosos datos sobre su biología, comportamiento, fenología, migración... Uno de los datos que estoy obteniendo del marcaje alar, de los muchos que voy anotando, es como va evolucionando y desarrollándose el periodo de dependencia e independencia de los jóvenes de calzada. Estos días estoy más centrado en BRUMA y ALEJANDRO, hembra morfo claro y macho morfo oscuro. BRUMA tiene hoy 82 días, ALEJANDRO tiene 72 días. Las hembras comienzan a ramear sobre los 48 días, los machos alrededor de los 45 días. Por lo tanto, BRUMA llevo unos 34 días desde que empezó a ramear; ALEJANDRO, unos 27 días. Son 4 y 5 semanas. BRUMA va un poco más adelantada, ya la veo que tiene controlado los vuelos rectilíneos por dentro del pinar, cicleo, hace algún picado pequeño, va detrás de su padre TEJÓN, mata presas, baja al suelo y sube sin problema... ALEJANDRO va un poco más retrasado, sobretodo en el tema del cicleo; está más tiempo dentro del pinar piando a su padre THIN. Otro comportamiento diferente entre ambos, es que BRUMA ya es más callada, no pía tanto para que venga su padre, le pía cuando lo ve en vuelo o cerca, cuando no está no lo llama. TEJÓN incluso va llegando cada día más tarde al encuentro con su hija en la zona del nido. Observando desde el hide o desde fuera del pinar, gracias a las marcas y a sus cantos, puedo definir el área que están utilizando estos dos jóvenes durante este primer mes fuera del nido. Están entre 2,22 y 2,29 hectáreas, utilizan posaderos diferentes de los padres. 

Naturalmente, si dispusiéramos de ejemplares con emisores GPS/GSM podría ser más preciso pero no dispongo todavía de presupuesto para ello. Seguimos con la campaña de recaudación de fondos para los emisores. Para hacer una donación pincha en el siguiente enlace:


MAPA 1.- Área utilizada por ALEJANDRO durante su primer mes fuera del nido.

MAPA 2.- Área utilizada por BRUMA durante su primer mes fuera del nido

Migración postnupcial - Parte I

Seguimos con la campaña de recaudación de fondos para los emisores. Para hacer una donación pincha en el siguiente enlace:


Mientras dura la recaudación, os sigo contando datos obtenidos gracias a los emisores de 14 calzadas que hicieron por lo menos una migración completa (ida y vuelta) dentro del Programa Migra donde participé con SEO/Birdlife. Del total de esas calzadas, solo 2 pasaron el invierno en Levante, más concretamente en la zona de la Albufera (Valencia). El resto cruzó el Sáhara. La migración otoñal empieza entre principios de agosto y principios de octubre, con fecha media del 14 de septiembre (n=31) y una duración media de 23,4±11,4 (n=24).

Los individuos que durante una temporada no ponen, han fracasado en épocas tempranas de la reproducción, así como la primeras reproductoras, son las que suelen pasar antes en migración, dejando para los jóvenes, machos, parejas tardías... los pasos más retrasados. La migración post nupcial (otoño) es relativamente más corta que la primaveral, ya que los movimientos son más rectilíneos y los días de parada menores, pensándose que las calzadas tienen más prisa en llegar al Sahel occidental para defender los territorios de invernada frente a otros individuos.

En otoño le fecha mediana, no la media, es el 17 de septiembre (rango desde el 3 de agosto a 4 de octubre). En el caso de que la climatología sea adversa, por ejemplo fuerte viento de Levante o precipitaciones intensas, como pude comprobar personalmente en el 2018, las calzadas permanecen por la zona del campo de Gibraltar esperando el momento oportuno para cruzar. Cuando lo ven, rápida y decididamente cruzan hacia África.

FOTOGRAFÍA: Alejandro Onrubia

Como despluman los jóvenes

Aprovecho estos días para enseñaros una foto de los restos de paloma que aparecen en los nidos, posaderos, suelo del bosque... en los territorios de calzada. Los adultos son muy mañosos a la hora de comer una presa como las palomas. Una hembra de calzada puede comerse una paloma bravía entera, dejando pocos desperdicios. Tienen mucha destreza a la hora de desplumar una paloma, de la cual se comen hasta los huesos como húmeros, tarsos, patas... Los jóvenes, durante las primeras semanas de la fase de rameo, y cuando ya están volantones, son inexpertos y les cuesta más el desplumar la paloma, no comen todos los huesos... Cuando ya llevan 3-4 semanas, y los vemos comiendo palomas traídas por el macho o cuando las capturan ellos, terminan de comer y suelen dejar las alas, generalmente con los huesos, y las plumas primarias en los extremos de éstas. Os pongo una foto en la que podéis ver lo que os digo. Por lo tanto, alas de paloma con plumas en los extremos, en el caso de las calzadas, son individuos comidos por jóvenes. Conforme pasen los días, ellos terminarán por desplumar enteramente a las palomas e ingerirlas totalmente como hacen los adultos.

FOTOGRAFÍA: Restos de palomas dejado por el joven ALEJANDRO
Autor: Ignacio S. García Dios