jueves, 15 de septiembre de 2016

Veneno



Durante esta semana, me han enviado unas fotografías de un Águila Calzada muerta y recogida en nuestra Comunidad de Castilla y León. En un próximo post os subiré las imágenes. Cuando elaboré la ficha de la especies para la Enciclopedia Virtual de Vertebrados de España del CSIC (http://www.vertebradosibericos.org/aves/hiepen.html) dediqué un apartado a los factores de amenaza de la especie. Fruto del análisis de todas las recuperaciones de calzadas anilladas en nuestro país, determiné que el 4,3% de las calzadas recuperadas habían muerto por envenenamiento. Esta práctica ha sido muy habitual en nuestro país durante décadas. Miles de ejemplares de aves han muerto y siguen muriendo en nuestro país por esta práctica ilegal (Águila Imperial Ibérica, Buitre Negro, Milano Real...). La calzada tampoco se libra. También ella termina por morir al ingerir animales envenenados o intoxicados; más aún, la calzada es una especie fuertemente ornitófaga, lo cuál implica que está ingiriendo aves que consumen frutas, insectos... que han sido tratados con plaguicidas. Al depredar sobre esas aves acumula y concentra el veneno en su cuerpo.

El Programa Antídoto surge en 1997, fruto de la preocupación de varias entidades por la repercusión catastrófica que, sobre la vida silvestre y, en especial, sobre importantes especies amenazadas, estaba teniendo el uso masivo de veneno en el medio natural. Está integrado por diez ONG dedicadas a la conservación de las especies más afectadas por el problema del veneno: Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), Ecologistas en Acción, FAPAS, Sociedad Española para la Conservación y Estudio de los Mamíferos (SECEM), WWF/España , Grupo de Recuperación de la Fauna Autóctona (GREFA), Fundación Oso Pardo (FOP), Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ), Fondo para la Conservación del Buitre Negro (BVCF) y la Asociación de Veterinarios de Fauna Silvestre (AVAFES Canarias).

Según el Informe de WWF/Adena de 2016 relativo a El Veneno en España: Evolución del envenenamiento de fauna silvestre (1992-2013), se recogen 18.503 animales envenenados. El grupo más numeroso de víctimas corresponde a las rapaces con un 34% (6307 ejemplares). Dentro de este grupo, son las grandes águilas (Imperial y Real); los dos milanos (Real y Negro) y el Busardo Ratonero los más afectados. La calzada tampoco se salva y se detectan 56 individuos (0,9% de la muestra) envenenados.

Debemos parar esta sangría de especies que lo único que hacen es mantener un equilibrio ecológico de nuestro entorno y que están actuando como aliados de los agricultores al controlar especies como roedores, aves que consumen semillas y frutas...

El Programa Antídoto pone a disposición de la sociedad el teléfono gratuito SOS VENENO 900 713 182, para que los ciudadanos llamen en caso de encontrarse ante un caso de animal envenado o de un cebo con veneno.

Para terminar quería subir este video de YouTube de Joaquín Cid Leal en sus paseos por el corredor verde del Guadiamar (https://www.youtube.com/watch?v=O-u5YCf3fGI) donde localiza un adulto de calzada en el suelo con claros síntomas de envenenamiento. Aunque hace todo lo posible por ayudar al ave termina por morir. Esperemos que algún día terminemos con este gravísimo problema.