jueves, 6 de septiembre de 2018

Caperuzas para calzadas

A la hora de manejar rapaces, es importante no generar en el ave mucho estrés. Para ello realizamos nuestro trabajo en el menor tiempo posible, evitando durante ese manejo mantener pocas conversaciones, generar muchos ruidos... Si tapamos la visión del ave, nos aseguramos que ese estrés sea mínimo. Para ello tiramos del saber de los cetreros a la hora de colocar a las rapaces caperuzas. Este año he encargado dos caperuzas a Raúl de Cádiz para las calzadas que manejo en los CRAS y en la naturaleza. Son tamaños diferentes debido al dimorfismo sexual en la especie. Ayer estuve ya probándolas con dos ejemplares vivos que están en el CRAS de Valladolid. Os pongo las imágenes con las caperuzas ya colocadas. Al retirarlas se realizó una inspección al interior de la caperuza así como a los ojos del ave, plumas... Todo correcto.




Expoliar ¿para qué?

Disfruto enormemente viendo a las calzadas en vuelo durante estos días. Vuelven a tener mucha actividad con vuelos territoriales, nupciales, cantos... Algunos autores lo llaman falso celo. Aunque en otras zonas la calzada sea sedentaria o invernante en nuestro país, nosotros en el centro, tenemos que estar medio año sin disfrutar de ellas. En vista de las entradas de calzadas en los CRAS de Burgos y Valladolid, es lo mejor que puede pasar.

Ayer por la tarde estuve en el CRAS de Valladolid. Tres nuevas entradas. Dos vivas y una muerta. La viva, un macho oscuro, entró por traumatismo y rotura de cúbito, muy poco peso y muy débil, difícil que salga adelante.

Aparte de este caso anterior considerado como una causa.natural, lo que más preocupa y más nos tiene que hacer reflexionar son los otros dos casos. Uno de ellos es un macho adulto claro que entra procedente de Ávila por disparo en el ala izquierda. La maldita media veda con algún pistolero descerebrado por el campo. Tengo claro que estos individuos no tienen nada que ver con el colectivo de cazadores respetuosos con la fauna protegida. Esperemos que recupere y le dé tiempo de volar para la migración.

El tercer caso supera a los dos anteriores por lo ilegal de la acción, más  aún que pase esto en el siglo XXI en Valladolid. Entra esta semana en el CRAS de Valladolid, una hembra joven de calzada clara con muy bajo peso. La trae un particular que cuenta la siguiente historia. Él es cetrero y le llevan a su casa a esta ave que alguien dice que ha cogido en Valladolid enganchada de las pihuelas que llevaba puestas. Él la recogió y la llevó al CRAS. 

Al hablar de pihuelas lo primero que uno piensa es que sea una calzada de cetrería. No presentaba anilla. Al pasarle el lector de microchip tampoco se obtienen resultados. Estos hechos nos hacen pensar de un ave tenida en cautividad ilegal. Solo hay un criador de calzadas legal en España de calzadas, el cuál no trabaja de esta forma.

Después de inspeccionar al ave, veo las plumas de la cola deterioradas,.algunas de las uñas romas... síntomas de.que este animal ha estado en instalaciones no adecuadas para la cetrería. Al mismo tiempo, demuestra la persona que la tenia, ser bastante ñapas ara que se le escapara de su cautiverio. Por lo tanto, estamos ante un caso de un pollo expoliado este año de un nido de calzada en la naturaleza. Algo que debería estar ya erradicado de nuestro vocabulario pero que aún sigue pasando.

Ante estas situaciones, la población debe ser valiente y denunciar o poner en conocimiento de los Agentes medioambientales, Guardia Civil, Policia municipal... cuando vean a un individuo de estos con un águila en su casa. También tienen que ser conscientes que hay un Centro de Recuperación de Aves en Valladolid y otro en Burgos, para recoger estos animales y recuperarlos. En estos centros hay profesionales para manejar correctamente a la fauna silvestre.

Espero que en estas próximas semanas, dejen de entrar calzadas en los CRAS y puedan comenzar su migración en las mejores condiciones.

FOTOGRAFÍA: Hembra joven expoliada en Valladolid durante la necropsia. Ignacio S. García Dios