jueves, 17 de enero de 2019

Invernando en familia

Esta mañana, mientras andaba tomando el café, he leído una noticia del Facebook de Antonio Martínez Ávila, sobre invernada de calzadas allí en su zona de Málaga. Hace una grandes fotos sobre la calzada, además de que me han proporcionado algunos datos muy interesantes sobre nidadas de tres jóvenes, consumo de carroña... La noticia es del 14 de enero de 2019. Como no podía ser menos, adorna la noticia con una gran foto de una hembra de calzada de morfo claro, mirando a la cámara con su plumaje erizado de la cabeza y las alas medio flexionadas. Según nos cuenta, es una pareja que lleva varios años en la zona, con un macho intermedio. Lo interesante de la noticia, es que nos cuenta que los dos jóvenes claros de este año, están todavía agrupados con sus padres. Este comportamiento de pasar el invierno juntos, se ha documentado en la especie en la India, no habiéndose estudiado ni confirmado en ninguna de las otras poblaciones sedentarias de su área de distribución. En España podríamos investigar este hecho en zonas como las Baleares, Huelva... donde tenemos poblaciones sedentarias. Sería muy interesante poder ver si la familia sigue unida durante estos meses, si visitan el nido del territorio, etc. Ahí lo dejo.
FOTOGRAFÍA: Antonio Martínez Ávila

Una intermedia pendiente

FOTOGRAFÍA: Rafael Mateos
Había un post pendiente del blog que era obligado subirlo. Las fotos son de Rafael Mateos, al cual agradezco desde estas líneas su amabilidad y colaboración al enviarme las fotos. Me encantan las fotos que hace y va subiendo al grupo de Facebook de Amigos de la Charca Suárez en Motril (Granada). Le pedí autorización para subir estas fotos que me parecen espectaculares y representativas del morfo intermedio de la calzada. Podemos ver a un macho intermedio en distintas posiciones donde observamos ese patrón bicolor entre la infracoberteras mayores y menores. Es un macho adulto, con un iris amarillo indicador de su edad adulta. También vemos una imagen donde le observamos posado en el suelo, cercano a un curso de agua. Es también la calzada de posarse en suelo en busca de presas, permanece erguida, impasible... a la salida de alguna hura, a la espera de un gazapo, topillo... para tirarse a por él. Por último, disfrutar de la imagen en el posadero, erguida, mirándonos tranquila, relajada, sabiendo que disfrutamos de su presencia y de su belleza. Ya nos queda menos para volver a disfrutar de ellas en nuestros campos y bosques.

FOTOGRAFÍA: Rafael Mateos
FOTOGRAFÍA: Rafael Mateos
FOTOGRAFÍA: Rafael Mateos