sábado, 26 de mayo de 2018

Dormideros de calzadas

Hace unos meses indagando sobre la procedencia de la hembra de 1yr recogida muerta en Alicante, llegue a contactar con Carlos Moreno Casado de la EBD, ya que final ese ave procedía de allí. Hablando con él, me comentó un hallazgo novedoso sobre la calzada. Según me dijo en el otoño de 2011, localizo un eucalipto semi seco en una zona de Palacios (Sevilla) donde estaban unas 30 calzadas posadas como en un dormidero. Era un día con mucha niebla al amanecer. Este comportamiento gregario no se conocía en la especie. Si que conozco casos de calzadas que pasan el otoño e invierno juntas al ser miembros de la misma familia, calzadas que cazan en colaboración. Lo apunté para tenerlo documentado con las coordenadas del sitio. Esta primera cita nos pueden llevar a pensar, que la calzada también puede reunirse en determinados momentos en zonas comunes como dormideros. De esa forma podrían compartir recursos escasos como árboles, evitar ataques de depredadores como el búho real, reducir la exposición a condiciones climatalógicas adversas, mejor termorregulación al no perder tanto calor al estar juntas, etc.

FOTOGRAFÍA: Dormidero de calzadas en Palacios (Sevilla)

Seguimos con la carroña

Fotografía: Antonio Martínez Ávila
Como apoyo a la teoría que la calzada si que entra a las carroñas, recoge animales muertos presentes en nuestros campos, os cuento el siguiente caso que me comentó Antonio Martínez Ávila de Málaga. Gran fotógrafo de la naturaleza. Me cuenta dos casos sobre cómo la calzada entra a zonas donde deposita restos para realizar alguna secuencia de fototrampeo para carnívoros. En estos puntos colocó restos de presas. Entraron ginetas, meloncillos... A primera hora, entró una gineta, y posteriormente entró una calzada a picotear los restos que quedaban después de pasar los carnívoros. El segundo caso es cómo una calzada recoge una rata gris muerta en un posadero y se la come. De este segundo caso, os subo la foto que me envió Antonio. Estas imágenes, videos... que voy viendo, unidos a los ya comentados de Carlon en Francia, Camilo Albert en Tarragona, etc., apoyan más la tesis de que la especie es muy adaptable, no despreciando ningún recurso alimenticio disponible en el entorno. Ya hablamos en un post anterior sobre el cleptoparasitismo entre calzadas y con otras rapaces, como la especie es capaz de luchar con otras rapaces para obtener un recuros alimenticio gratis, sin tener que cazar o luchar.