miércoles, 7 de agosto de 2019

A por la revancha...

El 29/07/19 os subí un post sobre una calzada que había sido acosada por un córvidos, y debido a ese acoso, temperaturas altas, ser joven inexperto... había caído al suelo. Gracias a la colaboración ciudadana, lo habías podido recuperar y entró en el CRAS Valladolid el domingo 28/07. Hoy me ha tocado ir a medirlo y marcarlo. Gracias a las autorizaciones de la Dirección General del Medio Natural de la Junta de Castilla y León, y del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Valladolid, además de llevar a cabo el estudio sobre el plumaje y la muda de las calzadas, biometría, problemas de conservación... he podido marcar a esta hembra de morfo claro. Se soltará en la misma zona donde se crió y se recogió. Esperemos que ahora que está fuerte, con el plumaje finalizado, y con experiencia en la caza y muerte de presas, pueda ajustar cuentas con la familia de rabilargos que la acosaron hasta tirarla al suelo. Al tener colocadas las marcas, ahora vamos a poder ver su vuelta al entorno, si se ha reintroducido bien, conocer las zonas por dónde se mueve, edad de la primera reproducción, filoptaría, zonas de invernada, rutas migratorias, longevidad...

Gracias al trabajo de los centros de recuperación, gran parte de las calzadas que entran, son tratadas, operadas y recuperadas. Este año estamos en un 50% de las que han entrado, han sido devueltas al medio natural. Y todo ello gracias a las personas, profesionales, voluntarios... que trabajan allí. 

FOTOGRAFÍA: Hembra joven (1yr) próxima a su liberación en su área natal