lunes, 25 de febrero de 2019

Seguimos trabajando...

Ayer domingo dedicamos el día a seguir trabajando en el acondicionamiento de determinados nidos que vamos a controlar, observar, de calzadas en Valladolid. Todos estos trabajos, los estamos llevando a cabo bajo la autorización de la Dirección General del Medio Natural de la Junta de Castilla y León (EP/CYL/37/2019). Esta autorización lleva el control, manejo y seguimiento de la población de calzadas en la Comunidad Autónoma así como el acceso, biometría, toma de muestras, fotografía... en los centros de recuperación de CyL. 

Nos centramos en varios nidos que nos son peculiares por diversos motivos. Gracias a la ayuda de Jacobo, y de un Iván inconmensurable en la escalada, pudimos dejarlos preparados para la llegada de estas parejas. Agradecer desde estas líneas a personas que nos están ayudando de forma altruista, desinteresada como Rafa, Cristian, Saúl, Guille, Diego, Jacobo, Iván...

Tenemos mucha expectativas e ilusiones en esta campaña de 2019. Llevamos trabajando en acondicionar todo desde hace semanas. En un mes estaremos ya disfrutando de ellas.

FOTOGRAFÍAS: Ignacio Santiago García Dios - Iván accediendo a los nidos de calzadas

Calzada vs Cernícalo vs Tendido Eléctrico

Una historia con tres protagonistas, con un final triste para dos de ellos. El tercer protagonista vuelve a ganar, por desgracia seguimos asistiendo a la mortalidad de aves en todo el territorio nacional por culpa de los tendidos eléctricos. 

Esta mañana veía un email de Miguel Ángel Reus Martorell de Mallorca sobre una hallazgo que hizo en diciembre de 2018. Desde aquí agradecerle todas las fotos, datos... que me envía de las calzadas que controla en su zona. Gracias a gente como él, puedo recabar información que me permiten actualizar el blog, hacer publicaciones, charlas... 

Según me comenta, en el mes de diciembre, haciendo prospección de líneas de mediana tensión, localizo bajo un transformador los restos de un ejemplar de calzada. Por desgracia, no es el primer ejemplar que localiza bajo este tipo de soportes. Los restos eran, básicamente, plumas y huesos, pero una de las garras conservaba la piel aparentemente quemada. Precisamente en esta garra, la calzada tenía enganchado el resto esqueletizado y las plumas de un cernícalo Falco tinnunculus. Lo más probable es que la calzada se posase sobre el transformador eléctrico con el cernícalo en las garras y se electrocutara produciéndose quemaduras. Los insectos necrófagos no pudieron descomponer la piel quemada de la garra.

Aquí os pongo las fotos que me ha enviado, en una de las cuales podemos ver las plumas del cernícalo que había capturado. Es común en las calzadas de las islas, el posarse después de hacer una captura. Esa decisión en muchas ocasiones conlleva la muerte del individuo electrocutado. Una pena que terminen de esa forma, después de haber llevado a cabo una captura como un cernícalo. Pudo con la pequeña rapaz pero no pudo evitar el desenlace fatal que ocurrió.

FOTOGRAFÍAS: Miguel Ángel Reus Martorell - Calzada muerta electrocutada con restos de plumas
del cernícalo común que había capturado

Fichas Rapaces José Luis Rodríguez

Hace unas semana, me enviaron desde la página web de TODOCOLECCIÓN, la siguiente imagen que corresponde con el cromo nº 4 de la colección que sacó José Luis Rodríguez, uno de los grandes fotógrafos de naturaleza de este país. No he localizado la fecha en la que se publicaron estas fichas. En la imagen vemos una calzada hembra clara con su pollo en un nido forrado con hojas de encina. Hablaba todavía en aquella fecha, de que era una especie estival con una población estimado en solo 900-1000 parejas.