viernes, 8 de junio de 2018

Calzada al ataque

Además de las satisfacciones que me da seguir en profundidad una especie como la calzada, he ido haciendo amistades por todas las zonas de distribución de la especie, tanto a nivel nacional como internacional. Gracias a ello, me llegan noticias, datos, imágenes, videos... de la especie, algunas de ellas de gran interés. Ayer subí un post sobre las entradas de las calzadas en el Centro de Recuperación de Cantabria. Un alto porcentaje era como consecuencias de traumatismos, los cuales muchas veces llevan aparejadas fracturas de húmero, cúbito-radio, coracoides... Cuando se ha visto cazar a una calzada, se sabe que no se esconden, que van con decisión, son fuertes, valientes, a veces no piensan las consecuencias.

Esta tarde he sido etiquetado en un noticia del Facebook del grupo Aves al natural, Natural Birds, donde se subía un video de una rapaz atacando a una paloma en un cortijo de campo en Baza (Granada). La imagen es rápida; un par de palomas debajo de un chopo de 2 años, muy flexibles. Las palomas están confiadas. Se ve la sombra de una rapaz bajando desde el cielo como planeando con las alas semiflexionada, la sombra se van agrandando, y de repente, se ve a una rapaz oscura cerrar las alas, meterse entre el chopo y caer encima de una de las palomas. Se grabó todo con la cámara de seguridad. Me puse en contacto con Paco, dueño de la paloma, me comentó todo lo que os he descrito. Me comenta que hay una pareja por la zona que conoce de hace años. Dice que la capturó en el suelo, le arrancó la cabeza y la desplumó allí mismo; luego se subió a unos 10 metros en otro chopo y la comió.

Hablando con Paco, he podido comprobar que todavía existen muchas personas que no culpan a las calzadas de predar sobre especies como las palomas. Las calzadas buscan comida, para ellas y para sus pollos; obtener una comida fácil puede ser salvar a sus pollos durante unos días, poder ellas aguantar el desgaste diario... Ojalá hubiera mucha más gente que pensara antes de apretar un gatillo, que la naturaleza no entiende de propiedades sino de necesidades.


3 comentarios:

Sbas Ayllón dijo...

Una pasada su rapidez en el picado, el ataque dura prácticamente dos segundos. Como se suele decir, si pestañeas te lo has perdido.

masanmar dijo...

¿no te parece que las palomas se dan cuenta de que algo pasa? puede que vean la sombra, parecen algo alerta justo al final.
Te cuento una historia de hace años que he contado en privado más de una vez. Imagínate una calzada que igual que la del vídeo cae a 10 pasos delante de ti o menos, que parece estamparse contra el suelo. Iba por una pradera verde con el pasto algo alto y a mi par se movían unas codornices, a mi lado casi, pero sin poder verlas, cantaban, cuando cae el águila, como he dicho, como si se estrellara en el suelo, la rapaz queda oculta en la hierba y lo siguiente que veo es a la calzada levantar el vuelo con una codorniz en las garras, para haberse matado pensé. Se aprovechó de la situación para cazar.

Miguel Ángel

Ignacio Santiago García Dios dijo...

Muchas gracias Miguel Angel. Las calzadas son muy rápidas y no se piensan mucho las cosas. Así le pasa que a veces al CRAS con roturas.