sábado, 21 de julio de 2018

Entré con un milano y terminé con una calzada...

Entramos en el CRAS de Valladolid para entregar al milano negro, y ese mismo día habían entrado dos nuevas calzadas. Un adulto que fue operado y un joven volandero. El joven volandero era una hembra clara de 945 gramos de peso, fuerte ejemplar. Ahora los pollos están rameando muchos de ellos, otros ya están volanderos, y eso en algunas ocasiones conlleva accidentes. En este caso parece que había tenía un traumatismo, posiblemente como consecuencia de algún mal cálculo en sus inicios de vuelo. Todavía presentaba las plumas cortas con los cañones. El estado del animal era excelente. Durante estos días, se alimentará correctamente y será devuelto a la misma zona en la que fue recogida para que se reúna con el resto de la familia. Ya en ese momento, habrán crecido más las primarias, secundarias y rectrices, y sus capacidades de vuelo mejoraran. Es de vital importancia el tener controlados los nidos de rapaces en estos momentos para que casos como éste, de caídas de pollos o volantones, puedan ser resueltos de la mejor forma posible.

No hay comentarios: