martes, 3 de julio de 2018

Predación a manos de un búho real

No todo en el trabajo con las calzadas es motivo de alegría, satisfacción, gratificante. Hay situaciones.difíciles, desagradables... que te hacen volver a casa con un sabor agridulce. El viernes fue uno de esos días. Dentro del duro trabajo que estoy llevando a cabo de prospección del terreno para localizar todas las parejas de calzadas de una cuadricula UTM, hay momentos de alegría cuando uno las escucha, las ve y localiza el nido que están utilizando para criar. El viernes localicé uno que tenía buena pinta para ser de calzada. No la vi ni la escuche. El nido es el típico de calzada y presentaba pinocha la cual se estaba ya secando. También pude ver encima del nido algo de plumón, típico de la hembra cuando está echada. No vi nada más en el nido ya que al ser una zona llana es difícil ver lo que pasa dentro del nido. Tampoco escuché a ningún pollo. Tomé las coordenadas y continué la búsqueda. A la vuelta decidí volver a pasar por el nido por si detectaba algo nuevo. Y ya ves si descubrí un hecho desagradable. A una distancia entre 15-20 metros, al lado del pie de un pino, localicé plumas de calzada y lo peor los restos de ésta. Os pongo aquí una de las fotos que hice del hallazgo.

FOTOGRAFÍA: Ignacio S. García Dios - Hembra clara de calzada predada por búho real

Lo que quedaba era la cabeza de la calzada. Unos días antes, había visto por la zona a un búho real que me salió dentro del pinar del suelo. Es el gran enemigo de la calzada unida a la perdicera. La muerte acontecería mientras la hembra estaría echada en el nido. Las suele matar así. Las coge, las echa al suelo y allí las mata. Nunca he visto que las coma allí. En este caso, la mató atacándole el cuello y cortando la cabeza, la cuál desechó. Me la dejó para que pudiera confirmar que ese nido era de calzada. Ademas de la muerte de la hembra, tenemos que unir la perdida de los huevos y pollos cuando un búho  real ataca en estas fechas. En otra zona cercana donde se ha instalado un búho real, el cual incluso ha criado en un nido de calzada, asistimos al empobrecimiento de la avifauna de la zona. Desaparecen las parejas de otras rapaces que estaban criando en años anteriores. Esto es la.naturaleza, predar y no ser predado. Algunas acciones del hombre favorecen a especies como el búho mientras que otras sufren las consecuencias de este incremento de las poblaciones de este gran depredador.

No hay comentarios: