domingo, 2 de diciembre de 2018

Alambres de espino

FOTOGRAFÍA: CRFs las Dunas (Salamanca)
Detalle de la herida en el ala izquierda como
consecuencia del enganche de la calzada en el alambre
Siguiendo con el material atrasado que tenía de calzadas de estas últimas semanas, os pongo otras fotos que no son tan agradables de calzadas. Son fotos que se subieron a Instagram por el Centro de Recuperación Las Dunas en Salamanca. En ellas vemos a una calzada, parece intermedia, enganchada por el vértice flexor del ala izquierda en una alambrada de espino. No sé hasta cuando seguirán utilizándose este tipo de cerramiento, que además de dañar a la fauna no creo que tenga más funcionalidad porque la gente los salta tranquilamente. Durante estos años que he estado entrando en los CRAS de Burgos y Valladolid, hemos asistido a la entrada de dos calzadas enganchadas en alambre de espino. Los dos procedían de mi tierra adoptiva: Ávila, donde es muy frecuente este tipo de cerramiento en las fincas. Una de ellas estuvo mucho tiempo sin ser vista y cuando llegó tenía el ala muy mal, pérdida de tejido, gusanos y hubo que eutanasiarla. La segunda ha podido ser recuperada. En Castilla y León esta causa de entrada representa el 2,99% del total.

Del estudio que he hecho de recopilación de todos los casos de calzadas que han entrado en todos los centros de recuperación en España desde que se tienen registros, esta causa representa el 0,33% de los casos (n=12 de un total de 3724 calzadas registradas). No son muchas, lo mejor es que no fuera ninguna. A ver si poco a poco este tipo de cerramiento se va eliminando de nuestros campos.

FOTOGRAFÍA: CRFs Las Dunas (Salamanca)

No hay comentarios: